viernes, julio 13, 2007

Built to Spill - There´s nothing wrong with love (1994)

A mediados de los noventa Built To Spill se convirtieron en uno de los grupos que mejor ejemplificaba las virtudes creativas que hicieron del indie rock americano la música más excitante del momento. Formados por Doug Martsch en 1992 tras su paso por la banda con base en Seattle Treepeople, Built To Spill nacían como un proyecto de formación abierta alrededor de la figura central de Doug. Su indie rock, quebradizo, fragmentado, en el que abundaban los cambios de ritmo, estructura y formas dentro de una misma canción, siempre se construía sobre la base de unas guitarras que sabían abarcar el espectro que va desde lo melódico a lo áspero, desde la caricia al golpe afilado y unas melodías enormes que cohesionaban y propulsaban su manera de hacer desestructurada. Fue el primer aviso de lo que esta banda era capaz de ofrecer, un álbum fresco, imprevisible, estimulante, indie pop de guitarras casi perfecto. A la vez, Doug se divertía con su amigo Calvin Johnson (Beat Happening, K Records) formando The Halo Benders. El "Perfect From Now On" tambien es un discazo, pero me quedo con este porque en realidad me gustan los putos hits de guitarras, y este disco está plagado de ellos. Atención al tema "Car".

No hay comentarios: