viernes, febrero 26, 2010

Buffalo Tom – Let Me Come Over (1992)


Cuando lanzaron su primer album en 1989, este trio de Boston, Buffalo Tom, fue descrito por la crítica como una especie de Dinosaur Jr "junior". Fue por la influencia de las poderosas guitarras de Mascis, asi como su voz folkie y porque él mismo se encargó de producir el disco. Más tarde, Buffalo Tom dejaron atrás sus influencias del "grunge" y se convirtieron en una banda de pop con mayúsculas a primeros '90s, capaz de tocar acelerados temas rockeros y bonitas baladas. Compuesto por el guitarrista/vocalista Bill Janovitz, bajista/vocalista Chris Colbourn, y el batería Tom Maginnis, Buffalo Tom enpezaron a desarrollar su estilo con su segundo album, Birdbrain,que presentó muchas mejoras en la forma de escribir las canciones. En 1992, Buffalo Tom lanzó Let Me Come Over, un disco bastante rasposo entre rockero y melancólico a la vez; muchos de sus hits fueron éxitos en la radio como la balada "Taillights Fade." De todas formas el album no vendió mucho, siempre estuvieron a la sombra de los Posies, REM, Teenage Fanclub, Wilco y compañía que vendían mucho más. Es extraño, porque un grupo que no vendía nada como Buffalo Tom, podían haber endurecido su sonido hacia otros terrenos más inaudibles, ya que estaba claro que sus discos no los iba a comprar ni Dios. De todas formas, quedan como recuerdo de una de las mejores bandas de pop de guitarras de los años 90.

Tracks:

1. Staples
2. Taillights Fade
3. Mountains Of Your Head
4. Mineral
5. Darl
6. Larry
7. Velvet Roof
8. I'm Not There
9. Stymied
10. Porchlight
11. Frozen Lake
12. Saving Grace
13. Crutch


Buffalo Tom – Let Me Come Over

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Grandioso!!!

Muchas gracias.

Pedro

Barfly66 dijo...

Me compré este disco cuando salió en los 90. Nunca ví por ningún lado la influencia de Dinosaur Jr (así los vendían, al igual que a Teenage Fanclub, ya ves). Tampoco ví nada de Hüsker Dü, pero sí -creo- algo de The Replacements. Lo mejor y lo peor que puedo decir de este disco es que, escuchado hoy nadie se daría cuenta de que se grabó en 1991. Ánimo.