martes, mayo 10, 2011

OXES en el Casal Roquetes, Barcelona (7/05/11)













(Por David Nicolás)
Muchas agujetas en el cuello de mover la cabeza con los oxes. Una ya no está para que le hagan mover las cervicales. Mas bien para mirar a miqui puig haciendo el moderno (es que le vi ayer en la tele, que asco de tio). El concierto me moló la ostia. El recinto era enano, una especie de salon de actos de un centro cívico de barrio, muy recogido, pero sonaron de la ostia, llevan muchos años y saben lo que se hacen. Son unos cachondos y buscan continuamente al público. El baterista tenía un look de puto loco, parecía que venía de la granja de cosechar el maiz, con una camiseta de tirantes echa polvo con todo el pelamen del pecho al descubierto y unos pantalones cortos, mirando siempre al público con los ojos muy abiertos y muy activo. Entre canción y canción soltaba un discursito de coña, hasta intentó cantarse un rap con el público (nadie le siguió). Los otros dos guitarreaban subidos en cualquier cajón que pillaban, entre el público, por el suelo, en la barra mientras pillaban una birra e incluso uno (creo que se llama Natalio) se fué del recinto por la puerta y volvió al rato. Eso si, en ningún momento dejaron de sonar brutales. También dejaron la guitarra a un chaval del público y pusieron el micro para quien quisiera cantar. Sólo se animó un chaval que pegó unos berridos en falsete muy buenos. Llevaban unas guitarras sin cables, con algún dispositivo inalámbrico que les daba toda la libertad. Así a bote pronto, abrieron con los temas Boss Kitty y Half half and half. Y cerraron con Kaz Hayashi, bestial. Ni bis ni pichas. Al final Marc Miller nos convidó a pillar merchandising y el mismo se sentó en la banqueta a despachar, jeje. Compré una camiseta, aunque el diseño se lo podían haber currado un poco y el nuevo ep en vinilo con 4 cortes.
Lo que me doy cuenta es que aquí no estamos acostumbrados a estos rollos, porque si ves videos de sus conciertos la gente se flipa y les sigue mas la corriente. Aquí la gente está mas tranqui, mas observadora. Imponen yo creo. Duró poco, pero bueno, por 5 pavos está de coña y así nunca se te hace largo. Ojalá tocaran más grupos como estos. Se ve que los organizadores son una gente que se llaman "ojalá esté mi bici". Les apunté mi mail a ver si me envían información de mas conciertos que se ve que quieren hacer cosas en esta onda. Los teloneros también molaron bastante, unos chavales que se llaman radio error. Sonaron muy bien y las letras en castellano no estaban nada mal.

3 comentarios:

David dijo...

jajaja, a por el pulitzer!!

Nacho dijo...

está de puta madre la crítica, por un periodismo musical de calidad! jajajjajaja ay, que envidia que no pude ver a los Oxes, chacho.

Ojala Estë Mi Bici dijo...

Hola, soy de Ojala Este Mi Bici, gracias por hacer una crónica del concierto, no la había visto aún.

Solo deciros que llevamos 4 años montando conciertos así en barcelona, siempre a 5€, generalmente de bandas europeas.

Si alguien quiere añadirse a la lista de correo puede escribirnos a ojalaestemibici@gmail.com y le llegaran las cosas que vamos haciendo.

mil gracias!