martes, enero 21, 2014

El séptimo sello (1957) por Ingmar Bergman

desde hoy mi madre juega un juego también con la muerte, espero que salga todo bien y se recupere porque es lo más querido que tengo. Bergman plantea estas cosas como una partida de ajedrez contra la muerte, hay más cosas, amigo, hay que jugar contra el estatuto médico, trabajadores poco cualificados y enfermeras maleducadas. Y eso si no te toca un médico negro como me tocó a mi el otro día. Si te toca uno moro es normal, en urgencias de este hospital son todos moros los médicos por lo menos en el turno de noche que no lo quiere nadie. Habrá que empezar a rezar.

No hay comentarios: