sábado, febrero 22, 2014

The Turin Horse (2011) de Bela Tarr


At Any Price (2013) de Ramin Bahrani

Esta película es una "americanada" de la hostia que no pasará a los anales del cine, pero en ella se muestra muy claramente la situación de los agricultores norteamericanos, en este caso productores de maíz, y de las políticas totalmente abusivas que llevan a cabo los terratenientes y las grandes multinacionales que venden semilla transgénica. Hay ciertas conversaciones muy interesantes como la del padre explicándole al hijo cómo las multinacionales les obligan a comprar semilla nueva todos los años y no les permiten lavar la semilla y resembrar. Para que os hagáis una idea de lo podrido y falto de ética que está el campo norteamericano y español porque las mismas multinacionales americanas son las que más venden aquí y tienen cogido por los huevos al agricultor. Se trata de una película bastante mala, pero el trasfondo agrícola que tiene es interesante, nunca lo había visto mostrado de esa manera tan clara en cine.

miércoles, febrero 12, 2014

Ernest et Celestine (2013) de Benjamin Renner

una peli de animación de ahora pero realizada a la vieja usanza

El Puño y la Letra (2013) de Luis Boullosa

No esperen otra crítica de este libro en plan lamepollismo de letras entre colegas, esta crítica esta hecha por un hombre de ciencias que ha disfrutado enormemente la lectura sobre todo al poder revisionar con ella, la manera de escribir de algunos de los mejores autores de canciones actuales. Leyendo las entrevistas con las canciones sonando a la vez, es la manera idónea de disfrutar de una propuesta así y se echa de menos que el libro incluya un CD con las canciones que comenta, lo cual le daría mayor empaque pero para eso están los mp3 a 320 kbps, para llevarte tu música a donde quieras.
Esta obra viene a llenar un espacio vacío en el mundillo musical de por aquí, ya que los músicos de los que habla no han sido muy tratados (algunos nada) en la literatura musical moderna. Se agradece poder leer sobre Michael Gira, Julian Cope, Pete Simonelli, etc... cuando en estos tiempos ya hay varios libros dedicados a cantautores como Mark Kozelek, Will Oldham o al tonto de Dean Wareham. Este libro completa bastante la visión.
No estoy de acuerdo con el autor en sus "rockerismos", tiene un punto de vista demasiado rockero cuando debería tratarse el tema desde un punto de vista más literario puro. Los rockerismos yo creo que sobran, la chupa de cuero y la gorra nazi ya no hacen daño a nadie. Hay tres músicos que literariamente están a años luz de todos los demás: Grant Hart, Michael Gira y Pete Simonelli, realmente he disfrutado leyendo sus letras, entre crípticas y completamente alejadas del típico territorio rockero. También hay una banda que musicalmente está a años luz de todas las otras, y son los Enablers, que como instrumentistas les dan cien patadas a todos los demás sobre todo en planteamiento, composición y originalidad. Esto lo digo, porque no hay que olvidar que después del puño y la letra, está la música y no se debe dejar de lado esta. Los Swans de Michael Gira también tienen cosas musicalmente muy chulas pero no al nivel instrumental de los Enablers. Los demás músicos que incluye el libro musicalmente son bastante flojos, y a algunos como Arab Strap o The Drones les he podido disfrutar en directo. Ninguno tiene una propuesta musical con tantas aristas como la de Enablers, es mi opinión. Pero claro, Enablers tiene al mejor batería del underground americano, que es Doug Scharin y eso da un colorido a la banda y una riqueza rítmica que ninguna de las otras bandas la tiene.
Además, este libro es un gran libro educativo y de autoayuda para gente como yo que llevo escribiendo letras en inglés desde que tenía uso de razón, me ayuda a mejorar viendo los métodos de creación de autores importantes, cosa que agradezco muchísimo que el autor muestre de esa manera tan clara y sin tapujos filosóficos. No en todos los libros sobre canciones existe ese componente educacional. Aparte de que mejoras tus conocimientos de inglés, gracias a unas traducciones excelentes que incluye de muchas canciones, un gran trabajo.
Por último, agradezco las citas literarias que el autor incluye de Baudelaire, Milton o Borges, algunos están entre mis favoritos, de Borges me he leído toda su obra con dos cojones, y a Milton le echaré un ojo próximamente. Me alegra que se nombre a Borges, que es un autor nada rockero que además odiaba el puto rock.
El libro tiene chicha, ahonda en la herida abierta sobre la cantidad de músicos actuales que no pueden vivir de esto, una realidad que no por ser cierta condicione a que muchos músicos actuales tengan que buscarse las habichuelas en trabajos que nada tienen que ver con la música, como es mi caso.
También debo decir que el tipo ese de los Strange Boys no aporta nada al libro, ni él ni su música. Y que el rock malasañero me suda la polla aunque Ginferno me han gustado, no así Lüger que no me dicen nada.
Espero ansioso el siguiente libro de Luis Boullosa, amigo mío, un rockero que vive el underground de los que ya no hay. Nos tomaremos unas birras acompañadas de un chupito de bourbon mientras escuchamos a los Swans y seguiremos rockeando que es lo que importa. Hay que seguir dando briza!